Saltar al contenido
Deportes de Contacto

Jiu Jitsu Japonés Tradicional – El legado Samurai

estilo de jiu-jitsu japones
[Total:0    Promedio:0/5]

Los Bushi (guerreros de Japón) tenían una larga tradición y reputación en el combate con armas cuerpo a cuerpo. Eran auténticos especialistas en este tipo de combate llegando a perfeccionar el uso de diferentes armas como podían ser la katana, el abanico o la lanza entre otras.

A estos guerreros les surgió una necesidad, la de defenderse cuando su rival consiguiera desarmarlos. Necesitaban un método para luchar sin armas tanto contra un enemigo armado como desarmado ya que de lo contrario, al desprenderse de sus letales armas, estarían perdidos y su única opción sería la derrota.

Pero estos guerreros no eran de los que se rendían fácilmente. De ahí que dedicaran todo su esfuerzo en mejorar sus habilidades con las manos para poder zafarse de sus rivales incluso en las peores condiciones posibles dentro de la inferioridad que se puede generar en medio de una batalla.

Había que tener en cuenta que tanto el luchador como su rival iban equipados con armaduras, por lo que la agilidad de los movimientos no podía ser desarrollada al 100% y los golpes no producirían en muchas ocasiones el impacto necesario para derribar al enemigo.

Por eso en Japón se desarrolló este estilo de lucha el cual utiliza únicamente el cuerpo humano como arma de defensa obviando los golpes y centrándose en neutralizar al enemigo mediante las llaves, lanzamientos y estrangulaciones pudiendo hacerlas tanto con el adversario en el suelo como de pie.

Por lo tanto el Jiu Jitsu forma parte del conjunto de habilidades que desarrollaban los guerreros durante esa época denominadas Bujutsu, estilo de lucha que reúne técnicas de combate con armas y sin armas.

Posteriormente se incluyeron más movimientos dentro del Jiu Jitsu como patadas o rodillazos y otros que precisaban de mayor agilidad gracias al cambio de vestimenta de aquellos guerreros.

La diferencia radica en que durante la era Sengoku (1467-1603) estos guerreros portaban, como hemos mencionado antes, la clásica armadura Samurái que todos conocemos. Grande, hermosa, efectiva a la vez que pesada, limitando sus movimientos. Fue durante la era Edo (1603-1867) cuando pasaron a vestir Kimono permitiéndoles mayor movilidad.

También poco a poco se incluyeron algunas armas que estaban consideradas dentro de las técnicas del Jiu-Jitsu pero estas se caracterizaban por ser pequeñas, ligeras o poco contundentes.

Aunque en algunos países se utilizan algunas modalidades de este deporte para la competición, en su origen este solo se utilizaba como defensa propia de los agresores.

La categoría del combatiente se deduce por el color del cinturón que utiliza, además de un kimono específico para este deporte.

Otras historias que pueden gustarte:

Gracie Jiu-Jitsu

La historia del Jiu-Jitsu