Saltar al contenido
Deportes de Contacto

Ejercicios del Tai Chi – Principios y formas

ejercicios y formas del tai chi chuan
[Total:0    Promedio:0/5]

Vinculado con el símbolo del bien y el mal, o el principio y el fin, para la cultura china, como lo es el Yin y el Yang, además del Chi o Qi, que es la energía vital y la milenaria medicina tradicional, el Tai chi se fundamenta en conseguir la armonía entre la mente y el cuerpo.

Yang Cheng Fu, creador del estilo Yang en el Tai chi, priorizó 10 principios para la práctica de este arte:

  1. La energía en la coronilla de la cabeza en forma suave 

La cabeza debe estar en alto y sin moverse, pero con el cuello sin mayor tensión, tal como si colgara de un hilo, de modo que el espíritu, conocido como Shen, alcance su mayor punto de éxtasis. Si se usa la fuerza de la espalda y la nuca, la sangre y la energía vital (Qi) no circularán de forma correcta hacia la cabeza.

2. Soltar el pecho y elevar la espalda

Hay que inclinar ligeramente el pecho hacia el interior para que el Qi se concentre en el llamado campo de cinabrio, que es la zona de la pelvis.

Como principio no debe hacerse fuerza en el torso porque esto provocaría que la parte superior del cuerpo se haga pesada y la inferior ligera, lo que haría despegar los pies del piso.

Al soltar el pecho se produce un estirón de la espalda que permite ejercer la fuerza desde la columna.

3. Cadera relajada

Como punto de equilibrio del cuerpo, la cadera debe estar relajada para tener firmeza en las piernas y potencia en los pies.

Para conseguir el punto de descanso en esta parte del cuerpo, hay que poner el coxis recto y evitar inclinar la columna o hacer presión en el cuello.

4. Diferenciar entre lo lleno “Shi” y lo vacío “Xú”

Quizá el principio fundamental del Tai chi Chuan sea distinguir entre lo lleno y lo vacío, tomando como referencia que si el peso del cuerpo recae en la pierna derecha, está llena y la izquierda vacía.

Los maestros de este arte aseguran que una vez que se logre dar este paso, pueden hacerse los movimientos de manera suave y sin esfuerzo; en caso de lo contrario, los pasos serán pesados y las posturas incómodas, lo que impide lograr el equilibrio.

Diferenciar entre lo lleno “Shi” y lo vacío “Xú”

5. Bajar los hombros y dejar caer los codos

Hay que relajar hombros y brazos, colocándolos de manera natural a ambos lados del tronco, esto para evitar perder la fuerza y la energía vital.

Los codos deben apuntar hacia abajo, pero no estar pegados al cuerpo o muy separados. Si sus codos se levantan los hombros no pueden relajarse.

6. Más energía y menos fuerza

Para lograr tener éxito en el Tai chi debe trabajarse en el enfoque de la mente y la intención, y no en la fuerza física, de manera que se pueda lograr el mayor nivel de relajación. Al estar en calma se consigue más flexibilidad en los movimientos.

La medicina tradicional china sostiene que los meridianos del cuerpo son como canales de agua que al no tener ninguna obstrucción permite que el Qi o energía vital circule libremente. En contraposición, si la inquietud bloquea los meridianos, el Qi estará impedido y no habrá soltura y agilidad en los movimientos.

7. Unidad entre lo superior y lo inferior

El Tratado del Tai chi Chuan se relaciona en que las raíces están a los pies, y se distribuyen por intermedio de las piernas, bajo el control de la cadera y que tiene su expresión final en las manos, en alusión a que de esta manera debe circular el Qi.

Al moverse de manera conjunta las manos, la cadera y los pies, así como el espíritu Shen se mueve con ellos y se logra así la unidad de la parte superior con la inferior del cuerpo.

8. Unidad de lo interno con lo externo

Para el Tai Chi Chuan es fundamental que el espíritu o Shen esté en paz, partiendo del principio de que “el Shen es el amo, el cuerpo es el mayordomo”. Cuando se logra elevar el Shen, la energía fluye y los movimientos son ligeros. Lo que se busca con este principio es equilibrar la mente con el cuerpo.

9. Movimientos sin interrupción

En el Tai chi Chuan se utiliza la mente o Yi por encima de la fuerza, y se busca la unidad y correlación de los movimientos en dirección hacia una sola energía, como un río que fluye sin impedimento.

10. Quietud en el movimiento

Cualquier movimiento será respondido con la calma en el Tai chi Chuan; aun en medio de la acción hay quietud. La respiración lenta y natural será fundamental para que el movimiento sea perfecto y el pulso nunca esté acelerado.

 

Ejercicios y formas

Algunos ejercicios del Tai chi están orientados a relajar el cuerpo para preservar la salud, mientras que otros se enfocan en la autodefensa, por lo que se han descrito más de 100 movimientos y posiciones para su realización, dependiendo de para qué se practique. Cualquiera de sus acciones o movimientos no requieren de mayor esfuerzo.

principios de los ejercicios del tai chi

Para comenzar con el pie correcto en la práctica del Tai chi es necesario adoptar la postura inicial que es de pie, con las piernas estiradas y los pies juntos, espalda recta y brazos relajados a cada lado del torso. Hay que tratar de liberar toda tensión que se tenga.

Una vez lograda la postura de inicio podrás pasar a intentar las formas básicas de la técnica. A continuación se detallan cada uno de estos movimientos:

  • Forma de Salud: en esta forma se encuentran las bases del Tai chi. Existen 24 posturas orientadas a promover el equilibrio físico y espiritual, además de prevenir enfermedades. La práctica correcta puede complementarse en 10 minutos.
  • Tai Chi Chan Chuan Sin Kong: en un proceso más avanzado, esta etapa se presenta con varios niveles y consta de 108 posturas con las que se busca incentivar y fortalecer la voluntad como principio de vida. Contribuye con la salud y la comprensión y cuidado del ser interior. Su acción completa se puede lograr en 30 minutos de ejercicios.
  • Tsien Tsien Dtao: en forma de sable o dtao, está conformado por 108 posiciones en las que se trabaja con armas y en la proyección de energía. Es común para hombres. Se creó en honor al Maestro Chang San Fon de la Dinastía Yien.
  • Espada Chien: esta fase está compuesta por 88 posturas de trabajo con armas de doble filo recto, pero es ideado para mujeres.
  • Ion Chia: inspirada en el Maestro Yang Lu Chan de la Dinastía Chin, esta forma está vinculada con el Arte Marcial interno o nei chia) del Tai chi. Con 77 posiciones requiere de un trabajo de mucha energía y control de la velocidad. Es especial para quienes hayan dominado todas las formas anteriores. Se considera un grado superior en la técnica.

También puedes leer:

Historia y tipos de Tai Chi

¿Que beneficios tiene el Tai Chi?